El Cubo de doblar

El cubo de doblar se emplea en el Backgammon en torneos o en juegos de dinero de Backgammon online. Es una forma de alzar las apuestas de manera parecida a como lo hacen en el Poker.

Antes de tirar los dados se puede doblar el valor del cubo para doblar la puntuación del mismo. La ventaja de hacer esto reside en que se ha doblado la apuesta, y el inconveniente es que el rival se encuentra ahora en posesión del cubo y por consiguiente puede doblar la apuesta aun más si piensa que tiene buenas probabilidades de ganar.

Cuando la partida comienza el cubo se queda en el centro hasta que uno u otro jugador decide emplearlo. La primera tirada de dados decide los puntos asignados al cubo y por los cuales se juega. Una vez que un jugador emplea el cubo para doblar pierde control sobre él.

A pesar que el cubo está en juego todavía existen los puntos del gammon y del backgammon que se pueden lograr si la ocasión se presenta.

Un gammon se consigue cuando se han sacado todas las fichas del tablero y el oponente no ha logrado sacar ninguna. Los puntos que se ganan con un gammon son 2 o el doble de lo que marque el cubo.

Un backgammon se consigue cuando se logra sacar todas las fichas y el contrincante no ha sacado ninguna e incluso tiene alguna de las fichas en la sección de comienzo. La puntuación otorgada a un Backgammon es de 3 o el triple de lo que marque el cubo.

Estos bonos siempre están en juego, con independencia de que el cubo esté en juego o no. Si el cubo o el gammon o backgammon no estuvieran en juego el ganador conseguiría solamente 1 punto.

Si se juega por dinero se está obligado a usar el cubo para conseguir los puntos de bono que constituyen un gammon o un backgammon. A esto se le denomina la regla de Jacoby en honor a su inventor Oswald Jacoby.

Una vez que el jugador dobla la apuesta tiene dos opciones – se puede no aceptar el reto y perder los puntos del cubo si es que estaba en vía de ganar, o aceptar el reto y doblar y controlar el cubo.

Si se gana y se ha aceptado doblar entonces se ganan los puntos que marque el cubo y el rival los pierde. Si se pierde y se ha aceptado doblar se pierden los puntos del cubo y el oponente los gana.

Cómo usar el cubo de doblar

Por ejemplo digamos que se tira y se consigue un 6 y esa tirada determina los puntos del cubo, y que el oponente acepta el cubo. Luego él dobla a 12 y debe decidir si acepta este doble. Si no acepta pierde 6 puntos pero no arriesga nada más.

Si se acepta un doble cuando se está en una posición vulnerable y se acepta el doble entonces se arriesga perder 12 puntos. Si se acepta el doble se coge el control del cubo y se puede doblar la apuesta aun más en una tirada sucesiva si se piensa que la probabilidad de ganar es buena.

Decididamente el gammon y el backgammon juegan un papel importante en conseguir muchos puntos en este juego. Si el cubo se ha empleado y se logra un gammon entonces la puntuación se dobla e incluso se triplica si se consigue un backgammon, así que si la jugada va por buen camino merece la pena doblar y seguir doblando. El único riesgo reside es que si pierde se perderán muchos puntos.

El «beaver» y el «racoon»

Una vez que se ha aceptado un doble y se está en dominio completo del juego se puede introducir el “beaver”. Beaver es el nombre que se emplea cuando se ha aceptado un doble y de inmediato dobla esa apuesta. Llegado a este punto la partida es altamente competitiva y se está jugando por mucho.

Si el contrincante piensa que tiene buenas probabilidades de ganar entonces podría emplear la técnica denominada “racoon” y consiste en continuar doblando sucesivamente uno tras otro. Esto tiene gran elemento de riesgo ya que se están alzando los puntos astronómicamente cuando están en juego muchos puntos o una apuesta de dinero alta.

Torneos de Backgammon

En los torneos no se emplean ni el beaver ni el racoon. En un torneo se juega por un número fijo de puntos y el primer jugador en alcanzarlos es el ganador del torneo. El beaver y el racoon solamente se usa en el juego por dinero. En los torneos se pueden conseguir los puntos máximos necesarios para ganar una serie sólo con unas pocas partidas doblando el cubo y las series se ganan fácilmente usando el cubo.

El uso del cubo en el Backgammon proporciona un atractivo especial al juego. El riesgo cuando se juega por dinero reside en el cubo y se debe aceptar o no doblar del cubo sabiamente cuando se presenta la ocasión. De lo contrario se arriesga perder muchos puntos o mucho dinero, pero si sale bien se podrá ganar mucho dinero o puntos. Por regla general el Backgammon puede proporcionar horas de entretenimiento y gozo pero se debe jugar con inteligencia.