Dividir cartas en el Blackjack

La posibilidad de dividir las cartas es una de las características que hace al Blackjack un juego aún más atractivo. Al igual que al duplicar una apuesta, al dividirlas también tendrás que doblar la cantidad apostada inicialmente.

Existen muchas estrategias para dividir cartas y, aunque ninguna de ellas te ofrecerá la seguridad de ganar al 100%, te situarán en el buen camino. El acto de dividir tus cartas te proporcionará una gran ventaja sobre el resto de jugadores, pero primero has de fijarte en las cartas del crupier, ya que no tiene ningún sentido dividir cartas por el simple hecho de hacerlo. Cuanto más baja se la carta del crupier mejor para ti.

Dividiendo dos ases

Aunque no es obligatorio, siempre es recomedable que dividas los ases. A pesar de que después sólo se te permita solicitar una carta adicional por mano, cuando divides 2 ases te encuentras en una posición inmejorable para conseguir 21 ("blackjack"), ya que existen más cartas de 10 y cartas de figuras que de ninguna otra numeración. Es por ello que si divides 2 ases y ganas tu mano no se te premiará 3 a 2, sino 1 a 1 por el simple hecho de obtener una puntuación mayor a la del crupier.

El riesgo de dividir cartas de 10, 9 o figuras

Esta decisión es algo arriesgada porque ten en cuenta que ya posees una puntuación de 20, llegando a tener incluso ventaja sobre el crupier si su carta es baja. Es más sensato que te mantengas con esa puntuación y evites el riesgo.

Dividir los 9 también es una decisión que dependen totalmente de la carta que posea el crupier. Si la carta de éste es un 7 es aconsejable que te plantes con un 18 ya que las probabilidades indican que la próxima carta del crupier será seguramente un 10 o una figura, puntuando entonces 17 y estando obligado a plantarse. Si por el contrario la carta del crupier es menor a 7 es aconsejable que asumas el riesgo y dividas las cartas. Y, por útimo, si el crupier tiene una carta alta es mejor que te plantes desde el principio.

Divide siempre los 8

Tener una jugada de 16 puntos es lo peor si el crupier posee una carta alta ya que las probabilidades de ganar son bajas. Sin embargo, si la carta de éste es baja debes plantearte la posibilidad de plantarte con dicha puntuación aunque siempre tienes la opción de intentar alcanzar 18 puntos con ambas manos si las divides y, sobre todo, si la carta del crupier es alta.

Dividiendo los 7 y los 6

Es conveniente que dividas los 7 si la carta del crupier es menor a 7 y los 6, si la carta del crupier es menor a 6.

Nunca dividas los 5

Con dos 5 la puntuación es de 10, con lo que tienes la oportunidad de doblar la apuesta. No debes desperdiciar nunca esta oportunidad dividiendo las cartas en dos manos, ya que las probabilidades indican que la siguiente carta también será 10, lo que significa que puntuarías 15 en cada mano y quedarías en una mala situación si la mano del crupier es alta.

Dividiendo los 4, 3 y 2

Si la carta del crupier es baja e inferior a 6, dividir los 2, 3 y los 4 es una muy buena idea. Tienes una oportunidad estupenda para conseguir un doble con esas cartas, aumentando así tus probabilidades de ganar. Es más, si luego recibes un 10 y te plantas, es muy probable que el crupier obtenga también un 10 y se quede fuera de juego ya que tendría que seguir pidiendo cartas hasta alcanzar un míimo de 17 puntos.