Póker Caribeño «Casino Stud Poker»

El Póker online se juega en salas de poker en el casino real, pero en los casinos también se puede jugar al Póker en la sala de juegos aunque la variante no es el Texas Holdem, sino el Póker Caribeño, o «Casino Stud Poker» como lo llaman los americanos. En los casinos reales y casinos online el Póker Caribeño es muy popular y se juega con el crupier y no con otros jugadores que puedan haber en la mesa.

Primero se fija la apuesta y el crupier reparte 5 cartas a cada jugador y cinco para él y descubre su última carta. El propósito de la jugada es reunir una de las manos de Póker para ganar.

Si no se puede reunir una mano de Póker es mejor entregar la carta y perder la apuesta inicial que seguir jugando. Si por lo contrario se considera tener una buena jugada se puede aumentar la apuesta doblándola y entonces se sigue en el juego. Si la mano gana a la del crupier se paga de 1a 1 en el dinero apostado más los dividendos marcados según la combinación ganadora de la mano que se tenga.

Si el crupier no reune una jugada se paga el dinero apostado y se mantiene la apuesta en alza aunque se tenga una buena jugada y puede ser bastante decepcionante cuando se tiene una buena mano de Póker y el crupier se tiene que retirar. Solo se recibe el pago de 1 a 1 en función de la cantidad apostada y no la que correspondería a la mano que se tiene.

El propósito del Póker Caribeño es de ganarle al crupier pero solo si este también tiene una mano de Póker.

Nota: Aunque no se reuna una jugada se puede aumentar la apuesta con la esperanza de que el crupier no tenga nada que merezca la pena. Sin embargo esto es arriesgado ya que se podría perder más del doble del dinero por aventurarse a que se devuelva el dinero apostado.