Historia de la Ruleta

La palabra Ruleta es derivada de la palabra francesa roulette, que significa “rueda pequeña”. Se dice que la Ruleta fue inventada en 1655 por el monje francés Blaise Pascal durante su retiro monástico. Sin embargo, otros muchos creen que un monje solitario que quería evadirse del estilo de vida monótono del monasterio lo inventó. Otras personas piensan que es derivado de un viejo juego chino que se jugaba en el Tibet.

Un juego místico

La creencia más mística sobre la Ruleta es que François Blanc, que fundó el primer casino en Monte Carlo en 1842, le vendió su alma al diablo a cambio de aprender el verdadero significado de la Ruleta. Es curioso porque si se suman todos los números en la rueda de la Ruleta nos da 666 como resultado. ¿Casualidad?

En cualquier caso los orígenes de la Ruleta son un misterio hasta el momento. Han surgido diversas teorías al respecto aunque ninguna de ellas ha conseguido demostrarse, por lo que este juego seguirá envuelto en misterio para siempre.

La Ruleta que conocemos hoy en día apareció alrededor de 1842 cuando los hermanos François y Louis Blanc la introdujeron por primera vez en un casino de la época. Tanto la Ruleta Americana (con doble cero) como la Europea (sin doble cero) se originaron en Francia. Sin embargo, en Europa dejó de jugarse a la Americana, que sí siguió jugándose en Estados Unidos y de ahí su nombre.

La Ruleta francesa

La Ruleta francesa está regida por las mismas reglas que la Americana y la Europea, pero el juego se desarrolla con terminología francesa en su totalidad. El tablero en sí también está escrito en francés, por lo que no sería mala idea que te familiarizases con los términos si tienes pensado jugar a la Ruleta Francesa:

  1. Passe – números altos
  2. Manque – números bajos
  3. Pair – números pares
  4. Impair – números impares
  5. P – primera docena
  6. M – segunda docena
  7. D – tercera docena